CRÓNICA #LDUL 0 #Olmedo 0: EL punto sirve, pero necesitábamos la victoria

CRÓNICA #LDUL 0 #Olmedo 0: EL punto sirve, pero necesitábamos la victoria

 

El viernes 13 de abril fue un día que no se tornaba  ideal para un partido de fútbol por la presencia de lluvia desde muy tempranas horas en la ciudad de Loja. El terreno de juego del Estadio Reina del Cisne estaba resbaloso y con varios charcos, lo que podía complicar el encuentro, a pesar de ello la gente empezaba a llegar a observar al equipo de todos los lojanos.

Liga ya calentaba sobre el gramado al igual que el Centro Deportivo Olmedo, por lo que el partido casi arrancaba, los árbitros revisaban las mallas y el estado del campo con el fin de que el encuentro se lleve a cabo con normalidad. Eran las 19h30 y los equipos se encontraban listos para arrancar el encuentro, pero no todo estaba bien:  el portero del Olmedo tenía puesto una malla por debajo del uniforme, lo que no es permitido por la Federación Ecuatoriana de Fútbol, por lo que los jueces  le pidieron que se lo quite. Los  minutos  se hicieron largos, los jugadores de ambos equipos  realizaban  ejercicios de calentamiento en distintas partes de la cancha, esperando  que el guardameta Alexis Tenorio estuviese listo.

El juez central dio el pitazo inicial, el saque le correspondió a Liga que presentaba alternantes en su alineación y con la sorpresiva aparición del jugador Luis Uchuari, quien intentó marcar diferencias, pero no lograría su cometido. No se jugaban ni tres minutos y el árbitro marcaba una falta a favor de Olmedo. Los hinchas se desesperaban por las presuntas faltas que pitaban en contra de Liga; a los cinco minutos de juego la visita avisaba con una clara llegada por el costado derecho.

Los hinchas lojanos alentaban a su equipo con aplausos y cánticos. En cada ataque le otorgaban una emoción diferente, siempre con el positivismo que tiene nuestra afición. Uchuari insistía por la banda izquierda, pero las llegadas que podía generar eran contrastadas por la defensa del cuadro Olmedino que contaba con el experimentado jugador Elvis Bone.

Todo lo que Liga hacia parecía ir en su contra, por lo que sus ataques no solo eran detenidos por los jugadores del Olmedo, si no también por el árbitro, que parecía inclinar la balanza en favor de la visita. Lo pitaba todo, pero solo para  el Olmedo. A los jugadores de Liga solo les quedaba limpiarse y levantarse, porque el central no se las iba a dejar fácil. El encuentro se tornó aburrido porque el juego era muy cortado, demasiadas faltas, no tardó en aparecer una tarjeta, claro fue  para un jugador de la Garra del Oso, que seguía atacando e intentando generar buen fútbol, pero no era preciso  por lo que gol era esquivo.

Los constantes fuera de juego de Liga no permitían que el equipo puediese inflar las redes y hacer emocionar a los más de mil hinchas que fueron apoyar a la Garra del Oso, quienes  no dejaban de reclamarle al árbitro por las faltas que pitaba y porque cuando se  las cometían  a los jugadores de Liga, no decía nada, solo levantaba los brazos en señal de "no pasa nada".La primera etapa culminó con una amarilla para el jugador del cuadro albo Marx Medina, el árbitro dio apenas un minuto de adición.

En el descanso los equipos se preparaban para poder concretar y ponerse adelante en el marcador, los hinchas se mantenían positivos y estaban esperanzados en que Liga alegre la noche fría en la ciudad de Loja. El cuadro albo y el Olmedo ya se encontraban sobre el terreno para comenzar la segunda etapa del encuentro. La visita realizó su primera sustitución: se retiró el lateral Jhair Angulo e ingresó Marco Romero para darle más solvencia al ataque, mientras que el entrenador argentino Roberto "Toto" Gamarra dispuso que en la Garra del Oso  se mantuvieran los 11 que iniciaron el cotejo.

Las llegadas de Liga no causaban incidencias en el area del Olmedo, por lo que el profesor Gamarra mandó a realizar los trabajos de calentamiento a los suplentes. Liga atacaba por ambas bandas, pero otra vez el equipo no encontraba la fórmula para abrir el marcador.

Las faltas que le  cometían a Liga lo perjudicaban y  sus jugadores se frustraban por no concretar, en tanto que el Olmedo aprovechaba los errores de Liga y generaba ataques claros, que sus delanteros desperdiciaban y  que eran contenidos por el arquero del cuadro lojano Carlos Rodríguez, quien estaba inspirado y pudo atajar un claro contragolpe de la visita.

El técnico Gamarra realizó dos sustituciones, sacó al salvadoreño  Lester Blanco para dar ingreso a Paúl Marret, además sacó a Jefferson Jimenez para dar ingreso a Juan Espinoza. A pesar de las variantes el encuentro siguió teniendo el mismo ritmo en los últimos 15 minutos del partido.

Los hinchas reclamaban entrega a los jugadores, el recién ingresado Marret tuvo una clara oportunidad,  se plantó solo frente al portero, pero no la embocó, la envió encima de la portería. La ausencia de Byron Cano, quien fue  expulsado en el partido anterior frente al Clan Juvenil,  se sintió.

Un tercer cambio se realizó en Liga, se retiró Luis  Uchuari para ceder su lugar a Calva;  la visita  también  realizó su última sustitución: Fredy Araujo por Marvin Corozo. Los minutos finales Liga tuvieron a la visita en su área. Tiros de esquina y faltas en el área visitante dieron por culminado el encuentro con un amargo empate.

Los hinchas lojanos van a apoyar a Liga en el Estadio Reina del Cisne, cada vez se ve más, se vio una localidad de Preferencia  casi  llena. El apoyo es notorio, no siempre se gana y hoy mas que nunca la Garra de Loja necesita el apoyo de la afición lojana para seguir en alza.

 

Por María José Flores / Carrera de Comunicación Social UNL

Foto: Santiago León Pucha