RESUMEN: Brasil Vs. Bélgica – Sudamérica un llanto y Brasil la última lágrima, Bélgica para campeón

Foto: EFE

Excelente. Era uno de esos partidos que parecía una final, quizás el partido en luces más cotizado hasta esta roda del mundial. Brasil llegaba ya aplastando el acelerador y los belgas con motor afinado. De inicio Brasil poblaba el área europea, par pifias frente al arco antes de los diez minutos, mientras los rojos llegaban frente al arco también, y que rebotaban en la barrera defensiva amarilla gran muestra del partidazo que vivíamos. El futbol se abrió a los trece de pelota parada, Bélgica ganaba uno a cero de gol en contra de Fernandinho que la desvió luego de un corner al primer poste. Luego de nuevo el ida y vuelta. Al minuto treinta, y tras un gran contragolpe Bélgica se adelantaba aún más con una exquisita definición de De Bruyne. Neymar no supo hacer la diferencia en lo individual ni como motor de lo grupal. Primera mitad y Bélgica pedía semifinales. La segunda mitad empezaba con un asedió inútil de Brasil mucho por los nervios desbocados de Neymar que derivaban en inoperancia. Así, la apuesta verde amarela estaba pagada por los Belgas que controlaban el encuentro. Tite se perdió entre los papeles de las figuras y del juego en conjunto y propuso cambios que en un desorden, al minuto setenta y cinco, uno de los frescos, Renato Augusto, acortaba el marcador. Los abruptos ataques sudamericanos continuaron y el cuadro europeo salía agresivo a cada error del rival. El partido se fue al igual que la ilusión brasilera de un sexto campeonato mundial.

Brasil: Alisson 6, Fagner 7, Miranda 8, Thiago Silva 6, Marcelo 7, Fernandinho 6, Paulinho 6 (***), Willian 6 (*), Neymar 5, Coutinho 6, y Gabriel Jesús 5 (**).

Firmino (*) 46´

Douglas Costa (**) 57´

Renato Augusto (***) 72´

Bélgica: Courtois 9, Alderweireld 7, Kompany 8, Vertonghen 7 , Meunier 7, Witsel 7, De Bruyne 8, Fellaini 7, Chadli 7 (*), Hazard 9, y Lukaku 8.

Vermaelen (*)

Tielemans (**) 86´