CRÓNICA #Venezuela 1 vs. Uruguay 0: El adiós del equipo más ganador del Torneo

 

Por: José Luis Almeida

 

El partido correspondiente al Grupo C, era el segundo partido para ambos países, con bastante presión por hacerse de los tres puntos, sobre todo para Uruguay, que venía de caer y feo ante México y una nueva derrota le supondría una sorpresiva eliminación, en cambio para Venezuela, el empate no era un mal resultado. Así empezó el encuentro, con la presión para el plantel charrúa, que arrancó demasiado cauteloso y sin lastimar a la defensa del plantel venezolano, con Vizcarrondo como patrón del área.

Los primeros 20 minutos, fueron un homenaje a los defensores de ambas escuadras que se impusieron a los atacantes, siendo un encuentro que careció de emoción. Poco a poco, lentamente, Uruguay pareció mejorar y recién a los 30 minutos, Cavani tuvo una gran opción de empujarla a la red, sin embargo no estuvo en su mejor partido el uruguayo.

Ver en la banca de suplentes al gran Luis Suarez, era todo un dolor al sentimiento del hincha rioplatense, y una pena para todos los amantes del buen juego. Cuando mejor estaba Uruguay, Guerra, el popular "Lobito", sacó un precioso remate  desde muy lejos hacia el arco de Muslera,  quedando el balón tras rebotar en el hirzontal listo para ser empujado por su centro delantero Rondón, decretando, tal vez con injusticia, el 1 a 0 a los 38 minutos.

El fantasma de la eliminación recorríaa la cancha atormentando al país más ganador de los torneos en América, y de paso, se aseguraba una sorpresiva clasificación venezolana al sumar 6 puntos. Con esa sensación y desesperación uruguaya, el argentino Losteau pitó la finalización de la primera etapa, en donde, sin ninguna duda, lo rescatable fue el gol y nada más. La segunda etapa arrancó con un equipo celeste proponiendo el empate, aunque más con fuerza que con fútbol y un plantel "vino tinto" muy aplicado y cuidadoso. Hasta el minuto 60, Uruguay buscó el empate abusando de los disparos de media y larga distancia, con la correcta respuesta del golero venezolano Hernández, quien demostró que atajar en el Tenerife no es una casualidad. El control y la posesión del balón, pasó a ser mayoritariamente uruguayo y Venezuela buscó alejar de su arco toda intención de ataque, con un Guerra que se graduó de crack y demostró que vive el mejor momento de su carrera.

Los últimos 25 minutos fueron los mejores del partido, jugados con gran intensidad, con la constante presión uruguaya y la excelente respuesta venezolana, que nunca se asustó ni se dejó impresionar de la vehemencia charrúa. La bronca de Suárez con su entrenador Tabárez por no haberlo puesto en los minutos finales fue evidente. Ya por terminar el encuentro, quedó la sensación de que lo justo era un empate, pero de la misma manera, cabe resaltar el gran sacrificio de Venezuela por mantener la mínima diferencia. De manera increíble, Cavani tuvo el empate al final del partido, lastimosamente no estuvo en su mejor tarde y desperdició la oportunidad. Este hermoso deporte nos regaló una linda estampa al final, con Muslera buscando hacer el empate y en contragolpe Otero pudo haber sellado el dos a cero. Así llegó a su fin el encuentro con el adiós del equipo más ganador del torneo.