ANÁLISIS: Soberbia y otras lindezas (ESPECIAL Carlos Gallego escritor argentino)

Una muestra de nuestra característica soberbia emergió luego del partido austeramente ganado a Qatar, un equipo de juveniles en buena senda de aprendizaje: ¡Nos cruzamos con Brasil! Cantaron los más lenguaraces. Otros lanzaron un contenido "podemos cruzarnos". La sinrazón suele omitir hechos, y uno muy importante es que ambos equipos, para encontrarse, deberán jugar y ganar un partido previo a esa conjetura exitista. Pero la sonrisa sobradora volvió a muchas comisuras.

Brasil resolvió lo suyo con Paraguay, por peso específico, por ser parroquiano ilustre del VAR y por penales. Nada fácil.

Argentina tiene que hacer ese tránsito con Venezuela. Los datos más recientes son: dos empates y un contundente 3-1 a favor de los venezolanos, con algún toqueteo burlón, en Madrid, no hace tanto. Y, más preocupante aún, el hecho irrefutable de que el equipo dirigido por Dudamel, clasificado antes y con mayor tranquilidad, luce ordenado, dinámico, y audaz. Dije luce. Mientras que Argentina, hasta aquí, no es ordenado, ni dinámico, ni audaz, y nunca formó con los mismos once, señal clara de incertidumbre. Se apoya en nombres de mucha trayectoria (Messi, Agüero, Otamendi), y en algunos destellos individuales de acompañamiento. Pero nadie ose hablar de superioridad ni de mayor jerarquía. La historia, en estos torneos, es el presente. Todo debe demostrarse en el juego y éste, todavía no ha aparecido. Ni en el mismo Messi.

Todos los equipos generan respeto, atributo escaso por estos lares, porque están evolucionando y mucho. A ningún rival le resultó fácil jugar con los juveniles invitados de Japón, por caso. Ni con Qatar.

No se gana antes. Lección que la argentinidad futbolística se resiste a incorporar como una verdad. Ninguno hace la gran diferencia, salvo resultados que responden a excepciones donde el azar existe. Nadie reclama la pilcha de favorito, por temor (si quiere podemos llamarlo cábala).

Es apenas un torneo y Argentina sigue luego de arrugar el poro mucho más de lo esperado. Venezuela está ahí y quiere los suyo. No confundir.

Lo realmente inquietante, para el fútbol, es que la sensación predominante sea el miedo. Para los dos equipos, para el hincha, para el dirigente y, fundamentalmente para los periodistas (demasiados y de cuestionable nivel) que viven del deporte.

 

Este prólogo se queda con el mediodía. Vamos hacia una tarde ¿de fútbol? ¡Que todos los brujos del Maracaná dispongan sus hechizos!

 

16 hs. Partido.

No tienen miedo pero cantan los himnos para darse valor. Invocan todos los dioses y todas las supersticiones, para reforzar. Curiosamente, aunque esas magias coincidan, valen para los dos equipos.

Pita Roldán. El VAR, abierto.

1’Armani a punto de equivocarse con los pies.

Primera advertencia del árbitro, por juego fuerte.

2 y algo, Agüero al arco. Salva el arquero.

4’Toques bobos que se pierden cuando quieren cambiar.

Venezuela no retrocede ni se esconde.

6’Lautaro rescata pelotazo. Dos tiros de esquina. Pezella pierde un rebote por falta de reacción.

8’Argentina merodea. Adelantada.

10’Corner, Agüero, y Lautaro de taco. Gol por rapidez mental.

12’Vamos al VAR. Nada. Cerrado.

15’Venezuela raspa. Dos se amarillan. Argentina responde, uno.

17’Venezuela empuja. Armani con los puños.

19’Messi, apagado, tiro, rebote, nada.

Detalle olvidado: ni el Maracaná tiene bien el piso.

23’Venezuela va por afuera. Corner. Roldán les habla para evitar toqueteos impropios, diría Clinton.

25’Venezuela intenta juego y calma. Hay algo así como un dominio presencial de Argentina. Nada ostensible. Acuña conduce por la izquierda.

30’Venezuela insiste. Pelotazo. No llega por abajo, ni por afuera.

35’Confuso, desordenado, cortado, con Venezuela empujando. Palabra justa.

36’Lautaro corre a toda la defensa de Venezuela. Se va a gastar.

38. Más fricción que juego. Pelotazo a una paloma (real) que picaba (o picoteaba) por la izquierda.

40’Venezuela intenta ganar por arriba. Argentina, por abajo.

41’Acuña golpea. Roldán le había dicho “eso no se hace”. Amarilla.

42’Falta cerca del área de Venezuela. Messi débil. Arquero fuerte.

45’Una buena de Messi para Acuña. Se salva Venezuela.

 

Alargue intrascendente. Argentina quiere parecer equipo. Acuña el mejor.

Venezuela cerrado por afuera. Pierde en el embudo.

 

2do. Acto.

Messi, te están esperando.

46’Foul a Tagliafico adelantado. Tiro que termina en falta ofensiva.

47’Estiletazo de Paredes a Lautaro que quema el palo.

Dejen de fingir, señores. Cualquier roce parece un tiro en la frente!

51’Venezuela va por donde puede, pero va. Impotente.

52’Messi arranca. Lo desparraman. Roldán con el pito y la amarilla guardados.

Momentos enredados, trabados, todo parece impreciso.

54’Se juntan Messi y Agüero un ratito. Salva el arquero.

55’Cambio en Venezuela. Entiendo que busque velocidad. No la tiene.

57’Argentina presiona adelante. Venezuela no puede salir jugando. Empieza por abajo y termina por arriba. Ahí está Otamendi.

Hasta Messi corre defensivamente, pero no es su materia. Está impreciso, ausente, aparte.

62’Lo dicho: Lautaro se gastó. Entra Di María, tibio, tibio. Pero se arrima a Messi. Algo, algún toque. Pero fuera de su puesto natural.

65’VAR abierto. Nada.

66’Si Messi está impreciso, el equipo se desorganiza.

67’Otro que gastó mucho y bien. Una buena inversión. Sale Acuña. Entra Lo Celso. Se va el mejor y se pierde marca y recorrido. Venezuela por su derecha no pasó nunca.

Hay un momento de desorientación con los cambios. Es natural.

70’Venezuela sigue intentando. También está Armani. Sobrio.

Cambio en Venezuela: entra Martínez, un optimista del gol, en la MLS.

73’Di María y Agüero se sacan un “casi”.

74’Otra vez Agüero. El arquero da mal rebote. Gol. Lo Celso entró al área.

75’Otamendi cabecea hasta las que no llegan. En la tribuna el canto vence al silencio. Que sea con respecto porque antes del gol estaban con el poro apretado y en silencio. No alentaban.

79’Venezuela lleva peligro con un saque lateral. Armani.

80’Pezella llega cuando la pelota se fue y el pie quedó. Falta sin consecuencias.

Se va Agüero. Otro que se gastó por el equipo. Fundamental en los goles.

Venezuela también cambia defensor por volante. No encuentra.

Entra Dybala. Varios zurdos en Argentina.

82’Argentina despilfarra un buen contraataque.

87’Argentina pone hielo. Se vale de Di María y Messi. Un poquito.

88’Se complica la defensa de Argentina. Piden penal. No le dan.

89’Di María, contraataque tierno. Sirvió tenerla un momento.

Adición de 5’

Faltas, cortes y empujones. A Dudamel le aprieta el cuello de su impecable camisa

 

Justo. Correcto. Más sensación de equipo y solidaridad. Bien cubiertos los laterales. Buenas sociedades de marca. Los mejores: Acuña, De Paúl, Foyth, Otamendi. Es sólo una opinión.

 

Brujos del Maracaná, tranquilos. Algo de fútbol intentaron. No fue tan rústico. Dirijan el hechizo a mejorar el piso. Es el Maracaná!

 

Gracias amigos de Golazo, por la impaciencia!