CRÓNICA SANTOS VS. INDEPENDIENTE DE AVELLANEDA: Un pacto con el diablo

SANTOS FUERA DE LA LIBERTADORES, CORTESÍA DE LOS DIABLOS ROJOS Y CONMEBOL

 

Aparentemente los primeros 90 minutos en el “Libertadores de América” de Avellaneda entre Independiente y Santos habrían terminado en  0x0, sin embargo Carlos Sánchez, como nueva incorporación de Santos no debió disputar aquel partido, pues tenía una  suspensión que pagar, producto de su último cotejo en River Plate.

Horas antes de que inicie la vuelta en el Pacaembú, Conmebol falló a favor del “Rojo”, pues técnicamente Santos cometió una infracción contra el reglamento disciplinario del ente sudamericano (7.2 f, 7.2 j y 19),  por lo tanto el marcador de la ida se transformó en 3 x 0 a favor de Independiente.

Un terremoto emocional sacudió la ciudad de Sao Paulo, ¿su epicentro?, cada uno de los torcedores de Santos, pues  mientras más se acercaba el pitazo inicial por parte del chileno Julio Bascuñan, la ira y  la impotencia se apoderaba de los hinchas, de los jugadores y del cuerpo técnico paulista.

El impacto fue tal, que en los primeros 45, Santos no mostró el nivel de juego que necesitaba, en las gradas, la arenga de los hinchas brasileños aguardaban  revertir  el resultado, mientras que  en la cancha se reflejó solamente dos llegadas considerables que no terminarían inaugurando el marcador.

Por su parte el “Rojo”, pudo haber sepultado la utopía paulista,  pues al término de la primera parte, a los 45’, Maximiliano Meza a través de los once pasos erró un penal ante Vanderlei, el portero atajaría el penal que le daría al “Peixe” un suspiro momentáneo.

Para la etapa de complemento, los torcedores del Santos aún sostenían que la remontada sería posible, sin embargo los dirigidos por Cuca plasmaron en la cancha “falta de actitud” pues el impacto del 3 x 0 sobre la mesa, hizo que los dirigidos por Ariel Holan estuviesen más cerca de abrir el marcador, jugadas como el zapataso de Pablo Hernández que terminaría en el horizontal desembocarían posteriormente en aquella gota que derramó el vaso de la paciencia paulista.

La hinchada en la popular no soportó más y tuvo que desahogarse, los disturbios de aquellos hinchas que intentaban ingresar al gramado era impedido por la policía local, el juez chileno Julio Bascuñan decidió suspender el cotejo, el global de 3 X 0 le otorgó la clasificación a Independiente.

En tanto, Santos perdió en la cancha, en la mesa y en las gradas, ahora Independiente aguarda a su rival en cuartos de final, que bien puede ser RIver Plate o Racing Club (Clásico de Avellaneda).

Lo cierto es que Independiente, actual campeón de la Copa Sudamericana y Suruga Bank, va por más copas para sus vitrinas, y así agrandar el mote de “Rey de Copas”.

 

Por David Pineda Tamay