PREVIA: GALLARDO VIVE EL FÚTBOL COMO LO JUGÓ #Elprincipiodelfinoelfindelprincipio

En América Latina existe el vende humo. Entrenadores que llegan pregonando que son ofensivos que sus equipos juegan como el Barcelona de Guardiola. Lo peor es que hay un montón de gente que le cree. Y la infaltable prensa servil que les da micrófonos. Al final del día lo que hacen es poner grandotes y jugar de punta y para arriba.

Las comparaciones son odiosas pero necesarias. Cuando se mira al banco de River se ve seguridad. Gallardo se divierte dirigiendo, se ríe, ordena, corrige. Maneja los tiempos del partido como lo hacía de jugador. Alza a ver piensa y la entrega redonda. Sus alineaciones acertadas es la prueba de ello. No necesitó estar en la cancha para empata con Boca. Lo ganó desde afuera.

Barros Schelotto nunca jugó al fútbol. Habló más de lo que hacía en la cancha. Un puntero que se lo recuerda por ser banco y amigo de Palermo. Y la muestra es la cara de orto que tiene en el banco siempre. Si Pavone no se lesionaba no se enteraba nunca que lo acertado era tener dos delanteros. Lo mejor que sabe es pedir refuerzos. La primera ronda de Libertadores fue tan mala que no pudo ganarle a Alianza Lima en Perú cuando todos se pasearon en Lima.

Pedro me pregunta qué pienso de Gallardo. Simple, su equipo juega como él vive el fútbol, sin miedo, sin complejos, sin presionar al árbitro. River es fiel reflejo de fútbol.

Palabras Clave