PREVIA: NO HAY PEOR CUNHA QUE LA DEL MISMO PALO #Elprincipiodelfinoelfindelprincipio

La Conmebol mostró absoluta negligencia en cuanto a organización, arbitraje y comunicación. La lógica de la trampa sigue mandando en América del Sur. Cunha es parte de toda la desorganización. Dirigió semifinales y ahora dirige la final mostrando la ausencia de arbitraje capacitado.

El partido le quedó muy grande a la Conmebol. El 2018 será recordado como un año lleno de trampa y manipulación. El fútbol sigue siendo usado como una plataforma política y de poder. Brasil perdió espacio, aunque tiene un montón de equipos que lo único que causan son lástima. El resto del continente tiene que esperar sentado porque de ahora en adelante las finales se deciden por raiting.

Cunha será parte de este triste show. De su arbitraje depende que la mano negra sea más o menos evidente. El circo sigue siendo dirigido por los payasos.

Palabras Clave