PREVIA #RiverPlate vs. #BocaJuniors #Elprincipiodelfinoelfindelprincipio: Será el sucesor de Bianchi???

La gratitud y consecuencia, sumadas a la paciencia, además de valores positivos pueden convertirse en virtud en el humano. Como jugador, Guillermo Barros Schelotto, en Boca  lo dio todo, y mal no le fue. Fue parte de la generación de jugadores que puso a Boca en lo más alto de América y del mundo. A nivel local ganó 6 toerneos locales, 4 Copas Libertadores, 2 Copas Intercontinentales,  2 Copas Sudamericanas  y 2 Recopas Sudamericanas. Como jugador siempre me gustó, fue un jugador hecho para Boca: rebelde, aguerrido, con mucha calidad para asociarse, desbordar y asistir. Supo bancarse la presión que supone jugar en el equipo más popular de Argentina, para utilizar esa presión a favor suyo y crecer en su juego y en su influencia en la cancha. Junto a su hermano Gustavo han sabido transmitir a este grupo lo que significa jugar con esta camiseta, a nivel local no han tenido rival en la larguísima Super Liga Argentina que ha tenido a Boca en los últimos 2 años como dueño y ptotagonista indiscutido,  por eso hay que agradecerle, además con paciencia puede que nos permita a los bosteros ganar una nueva Libertadores.

Guillermo sabe manejar esa picadora llamada “mundo Boca“ y lo ha demostrado guiando a su equipo a la final de la Libertadores, sabiendo sortear las dificultades que le planteó el destino, con flexibilidad y resiliencia para acomodar las piezas, encontrando respuestas en jugadores que saltaron de la banca  y han sido determinantes en momentos trascendentales, como es el caso de Benedetto contra Palmeiras. Los detractores del Mellizo le cobran una doble deuda que el destino le ha servido en bandeja  para cobrarla: ganarle al River de Gallardo en un partido trascendental y alzar la Libertadores, a todo o nada en un partido en el Monumental, se la juegan los Mellizos un puesto en el Olimpo Xeneize. Confío plenamente en la inteligencia de una dupla que será determinante en la elección de las piezas, en la disposición táctica y sobre todo en la estrategia utilizada para sacar el resultado que le permitan a Boca alzar la séptima Libertadores y a Guillermo ser el sucesor de Carlos Bianchi...